Baila Con Tu Bebe 

Esta idea, que proviene del Japón, es una instancia fantástica para practicar el apego de manera lúdica, entretenida y sobre todo, dinámica. ¡Excelente para quemar esos kilos extra que nos deja el post parto!

La propuesta es la siguiente: siguiendo las instrucciones de la profesora, las mamás con sus bebés en fulares o portabebés clásicos, bailan al ritmo de la música, preferentemente estilos que se bailan con pareja.

Beneficiosa tanto para la mamá como para el bebé, que no sólo se siente cálido en nuestro regazo, sino que además comienza a relacionarse con la música y el ritmo, sin tener que esperar a caminar para ello.

Yo ya probé la experiencia y fue fantástica. Los bebés más pequeños tienden a dormirse con este mece-mece extremo (y digo extremo porque una baila hasta rock!) pero los más grandecitos como mi hijo -9 meses- lo ven como una actividad sumamente entretenida con la que chillan y retozan a destajo. Es excelente para aquellas que buscamos estimular tempranamente a nuestros hijos no sólo a través de lo intelectual, sino lo motriz y emocional.

Esta idea se le ocurrió a una japonesa profesora de baile llamada Yumiko Tanaka cuando, viendo a su marido bailar con su bebé en brazos mientras escuchaba música, advirtió el efecto relajante que ejercía la música en los niños. Además, esta técnica logra bajar el nivel de stress de las mamás.

Carta De Una Madre Primeriza

Recuerdo hace unas semanas cuando por primera vez supe de tu existencia. El sentimiento que recorrió mi cuerpo no se compara con nada que haya sentido anteriormente. Recuerdo como se quitaron de mis hombros 6 años de infertilidad y de larga espera, fue como si de repente pasara de ser una persona que observaba milagros a una que los estaba viviendo en carne propia.


Ese pequeño momento donde sólo estábamos tu y yo…recuerdo haberme sentado en la tapa del inodoro y el mundo completo se disolvía a mi alrededor. Yo miraba aquellas dos lineas rosadas de la prueba de embarazo que decian que tu estabas allí dentro de mí…instintivamente me toqué el vientre como queriendo acariciarte. Recuerdas? éramos solo los dos, mis primeras palabras fueron “te amo” y en esos minutos que parecieron horas experimenté el mayor cambio que puede experimentar una persona…erar portadora del milagro de la vida. Cuando salí y se lo dije a tu Papi y luego compartimos la noticia con otros te convertiste en parte del mundo…sin embargo aún atesoro aquellos minutos donde solo Dios y yo sabíamos de tu existencia.

Al principio todo era irreal, recuerdo que fui a la primera cita al día siguiente de aquella prueba y me hice una sonografía, la Dra. tenía mi mismo apellido, que coincidencia!, tu papi no estaba en esa sonografía, no nos imaginábamos que nos indicarían una. Cierro los ojos y puedo vivir nuevamente ese momento, la doctora enciende el sonógrafo, me pregunta la última fecha de mi menstruación e inmediatamente apareces tu en la pantalla, un punto redondo naranja y ella me dice: “Aquí está tu bebé” al momento que enciende unas bocinas y escucho el latir rápido de tu pequeño corazón, ella hace un zoom con la máquina y me dice “Ese es su corazón”, era como un granito de esos de sesamo…la verdad que no parecías un bebé todavía sino un pequeño circulito, pero para mí eras exactamente eso…un bebé.

Como soy primeriza y como la famosa nausea me hizo rebajar unas 9 libras casi, las personas me decían constantemente que no se me notaba. La verdad es que yo pienso que no me lo creía, que al no ver una muestra de tu existencia yo me preguntaba si todo era verdad o un sueño del cual iba a despertarme. Va a sonarte descabellado pero comenzé a sentirme feliz de tener nausea, de sentirme bien mal…por lo menos era algo que me recordaba tu existencia, eso y mirar tu sonografía por largas horas en la noche.

Ahora que las semanas han pasado y que has comenzado a mostrarle al mundo tu existencia expandiendo mi vientre siento que nuestra relación no es ya tan privada, la gente quiere tocarte o me preguntan por tí, tu papá ha comenzado a besarte y hasta Muffin la chihuahua pareciera preferir dormir sobre la prominente panza. Sin embargo, tu sigues dentro de mí…estás allí dentro, seguro y aunque todos los días me levantaba y me preguntaba “será esto real?” no fue sino hasta hace un par de días que me diste un nuevo regalo.

Primer Año De Tu Bebe

primer cumpleaños del primer bebé es también la celebración del primer año como madre y en este cortometraje publicitario creador por Pampers Japan proponen que el homenaje sea para ambos. Porque las mamás lo dan todo por sus pequeños y se merecen toda una celebración por su esfuerzo, su entrega  y su amor .. 

Comunicacion De Tu Bebe

Su primera forma de comunicación

Sostener por primera vez a tu bebé en brazos es una experiencia única. Con su cara diminuta y sus ojos muy abiertos te está diciendo, a su modo, cuánto le atraes; en otras palabras, ya ha sido capaz de crear un vínculo de comunicación contigo, que se irá perfeccionando con el tiempo.

Durante los próximos seis meses pasaréis por diferentes fases de adaptación, ya que entender sus mensajes y establecer las rutinas de alimentación y sueño lleva su tiempo.

Ahora bien, una vez superada esta etapa, tu hijo te mostrará con sus expresiones lo bien preparado que está para comunicarse contigo, aunque aún no hable, yen torno al año empezará a señalar las cosas que le atraen, a imitar los gestos de las canciones infantiles…

Hablar sin palabras

Quien diga que aprender a hablar es una tarea fácil, está muy equivocado. Cuando un niño pronuncia sus primeras palabras, ya es capaz de controlar las docenas de músculos faciales que intervienen en el proceso del habla, así como la expulsión de aire justa para pronunciar los fonemas adecuados.

Ahora bien, una cosa es la habilidad para reproducir sonidos y otra muy distinta, la capacidad para entender lo que se oye y para hacerse entender mediante gestos y signos.

Según Marilyn Daniels, una de las investigadoras del lenguaje de los signos más reconocidas en todo el mundo: “Un bebé puede ser capaz de comunicarse mediante los signos que forma con sus manitas entre 6 y 12 meses antes de que pueda hacerlo con su voz”.

Como Ayudar A Tu Bebe Dar El Primer Paso


Los 11 meses es la edad promedio en la cual el bebé camina apoyado por todos los lados. A medida que va pasando el tiempo empezará a soltarse por ratos. El niño en esta etapa se dobla tomando todo lo que esté a su alcance, calcula distancias, empuja sillas entre algunos de sus avances psicomotores.

El pequeñín empieza a aventurarse con nuevos pasos que deben ser celebrados en todos los momentos con el objetivo de reforzar esta conducta. Hay algunos ejercicios de estimulación temprana que benefician el aprendizaje de erguirse y ponerse a caminar. Los padres podemos ayudarlos con los siguientes ejercicios:

Estimular todos los intentos de erguirse y caminar: Deja al bebé apoyado en una cama o en un mueble y llámalo de desde más lejos mostrándole su juguete preferido. A medida que va dando pasos apláudele y dile “Muy bien”. Ayudarlo a dar pasos hacia adelante: Una vez que el niño ha aprendido a andar a lo largo de un mueble o del sofá, puedes comenzar a llevarlo tomándolo por la mano. Sitúate detrás de él, sujeta sus manos, empújalas ligeramente hacia delante y el niño empezará a dar pasos. Poco a poco disminuye tu ayuda.

Aprender a ponerse de pie sin apoyos: Coloca a tu lado un banco o una caja de unos 20 cm de altura y ofrécele un juguete inclinándote muy pocaode manera que solo pueda alcanzarlo poniéndose de pie. Una vez que ha gateado hacia el banco, aprenderá a apoyarse en él arrodillándose inicialmente y luego se pondrá de pie para alcanzar el juguete que le ofreces.

Enseñar al niño que abra cajones: Permite al niño jugar con un cajón pequeño fácil de abrir y que esté a si altura. Lo abrirá y cerrará con gran interés. Llénalo de juguetes que le gusten, permite que los saque y los vuelva a meter y cierra de nuevo el cajón. El niño intentará ponerse de pie para abrir el cajón.